¿Cómo movilizar correctamente a una persona grande con dependencia?
Publicat: abril 22, 2020
En les categories: ES
En resum: Las transferencias son los movimientos que se realizan para movilizar la persona desde una superficie a otra, por ejemplo, de la cama a la silla. Los cambios posturales son los…

Las transferencias son los movimientos que se realizan para movilizar la persona desde una superficie a otra, por ejemplo, de la cama a la silla.

Los cambios posturales son los movimientos que se realizan sobre una misma superficie para cambiar a la persona dependiente de posición, por ejemplo, de decúbito supino a decúbito lateral derecho.

La realización de estos movimientos es fundamental para evitar la aparición de úlceras por presión, atrofias musculares o rigidez en las articulaciones, así como favorecer que la persona dependiente pueda estar cómoda y segura.

En este artículo nos centraremos a explicar la forma correcta de realizar las transferencias.

Transferencia de la cama a la silla de ruedas:

Es importante ejercitarse en los movimientos pivotantes y basculantes, puesto que constituyen la base de las transferencias que consisten al pasar de posición sentada a cualquier otra posición.

1) Se colocará la silla de ruedas en paralelo en la cama y frenazo. Siempre hay que tener en cuenta cuál es el mejor lado de la persona que estamos transfiriendo (su lado más fuerte, el lado que no es plégico).

2) Si tenemos cama articulada, levantaremos el cabezal para ayudar la persona a incorporarse y bajaremos la cama a una altura en que sus pies puedan llegar a tierra.

3) Ayudaremos a la persona a colocarse en posición para iniciar el movimiento. Se lo acompañará en el movimiento de giro a la cama. Se colocará una mano en un punto de apoyo cómodo para la persona que vayamos a transferir (por ejemplo una mano a las espaldas a la altura de las escápulas y otra mano en las rodillas). En caso de que el grado de dependencia sea bajo, solo habrá que guiar los movimientos y acompañar si hiciera falta.

4) Una vez que la persona está sentada a la cama con los pies fuera, apoyados en tierra, pondremos nuestros pies separados, uno más avanzado que el otro y en dirección hacia donde queremos realizar el movimiento.

5) Para levantar a la persona de la cama, le pediremos que nos coja de la cintura y nosotros desplazaremos nuestro cuerpo (sin mover los pies) hacia atrás, porque la persona que queramos transferir incline su tronco hacia delante. Así, utilizaremos la persona como contrapeso.

6) Para ayudar a la persona a sentar, giraremos despacio hasta que la silla de ruedas quede justo detrás de la persona a la cual estamos realizando la transferencia. Flexionaremos nuestras rodillas, para sentarla suavemente.

Transferencia de silla de ruedas a silla de reposo:

Con usuarios de dependencia mediana, puede ser necesario controlar una extremidad con nuestra rodilla para evitar movimientos bruscos.

1) Colocaremos la silla de ruedas de forma perpendicular a la silla de reposo. Frenaremos la silla de ruedas y sacaremos los reposapiés.

2) Pediremos la colaboración a la persona dependiente y lo informaremos del que volemos hacer y como lo haremos.

3) Primero le pediremos que ponga los pies a tierra, después de que incline su tronco ligeramente hacia delante y que apoye las manos sobre los reposabrazos.

La transferencia, llegados a este punto, se puede realizar de 2 maneras, teniendo en cuenta el nivel de dependencia de la persona:

–Desde ante la persona (más dependientes):
5) Nos colocaremos a la altura de la persona a la cual vayamos a transferir, separaremos las piernas, las flexionaremos y mantendremos la espalda recta.

6) Abrazaremos a la persona por debajo de los brazos, pasando nuestros brazos por debajo de sus sobacos y colocando nuestras manos sin hacer presión en la altura de sus escápulas. Nosotros nos inclinaremos un poco hacia atrás, utilizando el peso de la persona como contrapeso (movimiento basculante).

7) Giraremos despacio hasta que la silla quede justo detrás de la persona a la cual estamos realizando la transferencia, flexionaremos nuestras rodillas y acompañaremos el movimiento despacio hasta que quede sentada.

– Colocándonos en un lado de la persona (dependencia leve):
5) Nos colocaremos a la altura de la persona a la cual vayamos a transferir, separaremos las piernas, las flexionaremos y mantendremos la espalda recta.

6) Retiraremos el reposapiés de la silla de ruedas.

7) Primero le pediremos que ponga los pies a tierra, después de que incline su tronco ligeramente hacia delante y que apoye las manos sobre los reposabrazos.

8) En esta postura indicaremos a la persona que haga el movimiento de levantarse. Primero acompañaremos el movimiento hacia delante y después hacia arriba, hasta que mantenga una bipedestación estable y sea capaz de irse girando hasta sentar a la silla de reposo.

Transferencia de la silla a bipedestación (de pie)

Esta maniobra es muy parecida a la que hay que realizar para hacer la transferencia de silla a silla.

1) Primero pediremos a la persona que ponga los pies a tierra y que retroceda los talones todo el que pueda, asegurándonos que queda todo el pie apoyado a tierra.

2) Si nos colocamos ante la persona a transferir, nosotros tendremos que doblar rodillas, separar bien las piernas y mantener la espalda recta. A continuación comunicaremos a la persona el movimiento que realizaremos. Es muy importante que la persona esté informada porque nos pueda ayudar y no se asuste.

3) Pediremos la persona que nos abrace a la altura de la cintura. Nunca del cuello, para evitar lesiones en cervicales. Nosotros lo abrazaremos por debajo de los brazos a la altura de las costillas. No intentáis levantar echándola de los brazos puesto que esto podría producir lesiones.

4) Pediremos a la persona que incline el tronco hacia delante o acompañaremos nosotros el movimiento porque se incline.

5) Cuando ya está cogida e inclinada hacia delante, nosotros nos inclinaremos hacia atrás para hacer contrapeso. El contrapeso se hace con nuestro cuerpo entero, no con la espalda.

6) En algunos casos puede ser necesario que con nuestras piernas bloqueemos una pierna de la persona que volemos transferir. Así evitamos movimientos bruscos.

7) Una vez que la persona está de pie, estabilizaremos la posición porque se mantenga de pie. Si usa ayudas técnicas (bastón, caminador, muleta) se le proporcionarán porque se sienta más segura.

Si tenéis dudas o necesitáis aclaración sobre este tema u otros relacionados con el envejecimiento, podéis poneros en contacto con nosotros a través del correo centredediavincles@gmail.com o WhatsApp 644380007.

×

Hello!

Click one of our contacts below to chat on WhatsApp

× Com podem ajudar-te?