Esclerosis Múltiple durante el envejecimiento
Publicat: mayo 16, 2022
En les categories: ES
En resum: En el siguiente artículo abordamos cómo afecta la Esclerosis Múltiple durante el envejecimiento.
Esclerosis Múltiple durante el envejecimiento

En el siguiente artículo vamos a abordar cómo afecta la Esclerosis Múltiple durante el envejecimiento. Sin embargo, antes de todo, es necesario explicar en qué consiste esta enfermedad y qué características tiene.

 

¿Qué es la Esclerosis Múltiple?

 
La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad neurológica, autoinmune y progresiva. Se encuentra caracterizada por un proceso autoinmune, donde el propio cuerpo ataca la mielina de nuestro sistema nervioso central (el sistema que controla nuestras funciones corporales), es decir, nuestras propias defensas atacan la mielina de nuestro cerebro y de la medula espinal (Senan Pujol, 2019).

La mielina es una sustancia que recubre y protege nuestras neuronas, la cual tiene como función principal aumentar la velocidad de nuestras conexiones, siendo que estas sean eficaces y correctas.

El hecho que nuestro propio cuerpo elimine esta mielina provoca una inflamación en las zonas afectadas, dificultando su conexión y su correcto funcionamiento.

El ataque de nuestras defensas no se circunscribe a una única parte del cuerpo, sino que ataca a diferentes partes del cuerpo, por lo que cuando hablamos de personas con EM podemos encontrar mucha variabilidad en sus síntomas, desde alteraciones motoras y sensitivas, hasta déficits visuales o cognitivos (Senan Pujol, 2019).

 

Síntomas y tipos

 
Los principales síntomas presentes en la esclerosis múltiple suelen ser:

  • Alteraciones en la sensibilidad
  • Alteraciones motoras
  • Disfunciones del tronco cerebral

Encontramos 4 tipos de EM (Senan Pujol, 2019):

  • Esclerosis Múltiple Remitente-Recurrente. Es la más frecuente, los síntomas se instauran en pocos días u horas, y tras una remisión total o parcial, la persona se encuentra un tiempo variable sin ningún síntoma hasta que vuelve a recaer.
  • Esclerosis Múltiple Primaria Progresiva. Es de inicio lento y progresivo con o sin brotes asociados. Puede presentar mejoras temporales o continuar con la progresión de esta durante meses o años.
  • Esclerosis Múltiple Secundaria Progresiva. Tiene su inicio en la remitente-recurrente para tener posteriormente una evolución más lenta y progresiva.
  • Esclerosis Múltiple Progresiva-Recidivante. Es considerada una de las más infrecuentes. Se caracteriza por brotes que pasan de unos a otros sin periodos de estabilidad.

 

¿Cómo afecta la EM durante el envejecimiento?

 
En el envejecimiento normativo (habitual) podemos encontrar ciertos cambios en el funcionamiento cognitivo, por ejemplo, ciertas dificultades como una disminución de nuestra velocidad en procesar las cosas, dificultad en solucionar ciertos problemas abstractos o una disminución en la memoria a corto plazo.

Sin embargo, no todas las funciones se ven alteradas. Encontramos otras funciones que se mantienen y hasta pueden mejorar con la edad, como por ejemplo la inteligencia cristalizada. Para ampliar esta información, podéis consultar el siguiente artículo: Cambios cognitivos en el envejecimiento normativo.

Relacionando ahora ambos conceptos (Esclerosis Múltiple y envejecimiento) se ha observado que el envejecimiento es un factor significativo que influye en el curso de la esclerosis múltiple, ya que puede aumentar el riesgo de convertir la enfermedad en otra de más progresiva. Así mismo, se ha observado que en la etapa de la vejez encontramos una reducción en la remielinización (Bollaert et al., 2019; Ostolaza Ibánez et al., 2022). La remielinización es un proceso que realiza nuestro organismo generando nuevas capas de mielina, para que estas hagan su función, pero debido a los cambios producidos por la propia edad, esta se encuentra reducida. Es decir, tenemos que pensar que la persona mayor presenta de por sí una disminución en el proceso de remielinizacion, a la cual le tenemos que añadir el ataque de nuestras defensas a la mielina.

Esta doble reducción de la mielina va a producir ciertas dificultades a nivel cognitivo, ya que la función de esta es permitir una mejor conexión entre neuronas, las cuales se encargan de procesar, recibir y transmitir toda la información que nuestro cuerpo recibe hacia otras células del cuerpo (por ejemplo, las neuronas son las que van a transmitir la información a células de nuestra pierna para que nos movamos, y con esta reducción, el envío de la información irá más lento, produciendo movimientos más lentos).

Estas dificultades cognitivas se pueden observar a nivel de velocidad en procesar la información. Si unimos la reducción debida a la edad y a la EM nos encontraremos con una menor rapidez en procesar los estímulos y la transmisión de la información para el resto de las células. También encontraríamos ciertas dificultades en la atención y concentración, en la memoria más reciente y el funcionamiento ejecutivo (dificultándonos la planificación y secuenciación de nuestros actos del día a día) (Ostolaza et al., 2021).

A modo genérico, entonces, podríamos especificar los cambios significativos que puede experimentar una persona con esclerosis múltiple en el periodo de vejez:

  • Problemas psicológicos: A nivel emocional es frecuente padecer alteraciones emocionales, por ejemplo trastornos depresivos.
  • Deterioro cognitivo: Enlentecimiento del procesamiento de la información, dificultades en atención/concentración, memoria reciente y funcionamiento ejecutivo
  • Deterioro funcional: Mayor discapacidad física, en concreto, más problemas en la movilidad, sobre todo en pérdida de equilibrio.
  • Reserva cognitiva: La reserva cognitiva son los recursos que tenemos gracias a nuestro nivel educativo y el enriquecimiento ambiental. Esta reserva nos protege frente a los cambios asociados a la edad. Se ha descubierto que la esclerosis múltiple reduce la reserva cognitiva, por lo que una persona mayor que haya tenido una reserva reducida y desarrolle EM, experimentará el impacto del envejecimiento mucho antes que una persona con una reserva cognitiva más elevada (Giovannoni et al., 2020).

 

Si necesitas ayuda en este tema u otros aspectos relacionados con la atención y/o cuidado de las personas adultas mayores, recuerda que estamos a tu disposición a través del WhatsApp de Senior Coach y el servicio de Consultas.

Autora: Alba Diéguez (psicóloga en prácticas de Centre de Dia Vincles)

Referencias bibliográficas:

  • Bollaert, R., y Motl, R. (2019). Aging With Multiple Sclerosis: An Agenda for Examining the Effects of Physical Activity Behavior. [Envejecimiento con esclerosis múltiple: una agenda para examinar los efectos del comportamiento de la actividad física]. https://doi.org/10.1097/TGR.000000000000023
  • Giovannoni,, Hawkes, C.H., Lechner-Scott, J., Levy, M., y Waubant, E. (2020). Ageing and multiple sclerosis [Envejecimiento y esclerosis múltiple]. Multiple Sclerosis and Related Disorders, 38. https://doi.org/10.1016/j.msard.2020.101953
  • Ostolaza, A., Corroza, J., y Ayuso, T. (2021). Multiple sclerosis and aging: comorbidity and treatment challenges. [Esclerosis múltiple y envejecimiento: comorbilidad y desafíos de tratamiento]. Multiple sclerosis and related disorders, https://doi.org/10.1016/j.msard.2021.102815
  • Ostolaza, A., Corroza, J., y Ayuso, T. (2022). Inmunosenescencia: el rol de la edad en la esclerosis múltiple. Neurología. https://doi.org/10.1016/j.nrl.2020.05.016
  • Senan Pujol, M. (2019). Programa de intervención para cuidadores de personas mayores con Esclerosis Múltiple. [Treball Final de Màster, Universitat de Barcelona]. Dipòsit Digital de la Universitat de Barcelona. http://hdl.handle.net/2445/168117
×

Hello!

Click one of our contacts below to chat on WhatsApp

× Com podem ajudar-te?